Las producción de videos caseros en la era del coronavirus

Cuando los hogares salen por las pantallas chicas: Sin duda alguna nos encontramos ante el acontecimiento jamás vivido por nuestra generación: un virus ha puesto a gran parte de la humanidad en confinamiento, puesto que es la única forma de protegernos y prevenir que se expanda en su totalidad. Muchos países han adoptado la medida del aislamiento social como forma de combatir el COVID-19, una pandemia que no solo ha revolucionado las grandes y pequeñas economías, sino también las comunicaciones: conciertos en simultaneo, reportajes y producciones audiovisuales caseras. Y es que antes de los smartphones, se solía decir que las pantallas chicas ingresaban a los hogares, ahora podemos decir que son los hogares las que salen por las pantallas chicas. Es en este contexto que se han generado millones y millones de horas de contenido en video móvil. Grabaciones caseras que se han convertido en el entretenimiento principal de diversos usuarios de las redes sociales. Podemos decir que muchos están encontrando ese realizador móvil un tanto obligados por la cuarentena y otro tanto, por la necesidad de distraer la mente de manera creativa. Un hecho importante para entender la democratización total de la realización audiovisual, ya sea para crear reportajes caseros, transmisiones en vivo, cortometrajes, documentales, o simplemente, para mandar saludos a la familia. Me atrevo a decir que al pasar de los años podremos tener horas y horas de testimonios en video sobre esta cuarentena, y eso se lo deberemos a la cámara más potente que se ha creado hasta el momento, la de nuestros propios teléfonos inteligentes. 

Cuando los hogares reemplazan a los escenarios y al set de televisión: Miles de realizadores, entre profesionales, estudiantes y aficionados, han redescubierto el potencial de la cámara integrada a nuestros smartphones. Cámaras que muchos profesionales se han resistido a emplear para crear contenido y que en esta coyuntura han termino rindiéndose a su movilidad y versatilidad. Todos ellos han convertido sus propios hogares en locaciones improvisadas o en un set casero de grabación, decorados de manera natural. Así la búsqueda de locaciones se hace desde la sala de la casa, pasando por la cocina y llegando hasta el último rincón, preferentemente cerca a una ventana o al fluorescente más potente. Personajes interpretados por los propios integrantes de las familia, incluyendo a la abuelita (también perros, gatos y otras mascotas) que cohabitan bajo el mismo techo durante esta cuarentena. Películas caseras que registran lo que tal vez no se vuelva a repetir en mucho tiempo (así esperemos).

Los festivales #YoMeQuedoEnCasa: La ya icónica frase "yo me quedo en casa" se ha convertido en el símbolo de esta cuarentena y que ha sido aprovechada por miles de empresas y productoras para crear espacios que incentivan a la creación. Es así que en los últimos meses se han generado diversos festivales y concursos de exhibición que valora estos contenidos producidos en casa y que combina cuatro elementos simples: una historia, un celular y el hecho de quedarse en casa. Es así que surge el Cuarentena Film Festival, un evento creado en la basta comunidad de Instagram por los actores y directores Mikel Bustamante y María Algora. El fin era apoyar la campaña en España #YoMeQuedoEnCasa, recibiendo más de 980 cortometrajes de diversos géneros, enviados por participantes de diferentes partes del mundo como Perú, Chile, México, Colombia. Otros festivales bajo la misma temática son: #YoMeRuedoEnCasaPandemia Short Fim Festival, impulsada por el youtuber Chico Moreno; Cortos en Casa; Festival Cine Express, que incentiva a grabar un cortometraje desde casa en 48 horas; Quarantine Film Challenge, de la UCL Film & TV Society en Nueva York; Corona Short Film Festival, en Alemania; el 1er Festival Inesperado de Cortos de Cuarentena (esperemos que no haya otro segundo, como sociedad no aguantaríamos otra cuarentena más), organizado por Cinestesia de Perú. También tenemos a los festivales, que en muchos casos han tenido que suspender sus actividades y adecuarse a esta tendencia de aprovechar el confinamiento para crear cortometrajes, es el caso de Cinephone de España, dedicado a premiar producciones realizadas íntegramente con celulares y que acaba de abrir una categoría dirigida a esta temática... Y así, podríamos mencionar diversos espacios en diferentes ramas y formatos que incentivan la realización móvil. Espacios hay, y deberíamos aprovecharlos en participar en vez de quejarnos de no poder salir, en todo caso, expresarlo en video de manera creativa. 

#YoCreoEnCasa: Ojo Móvil también se suma a estas diversas iniciativas que incentivan la producción audiovisual casera. Así surge el reto "Yo Creo En Casa", una convocatoria que busca generar un espacio para mostrar cómo vivimos en el Perú y en el mundo este aislamiento social. La forma de participar es muy simple y puedes hacerlo de tres maneras. Primero, enviándonos un cortometraje realizado enteramente en casa. La segunda, compartiendo una fotografía en la que muestras como vives esta cuarentena. O tercero, enviándonos un video sin editar de hasta 5 minutos en el que se vea reflejado tu día a día ante esta pandemia. Este último será estrenado en forma de un documental colaborativo en el segundo Festival Internacional de Cine y Video con dispositivos móviles: Ojo Móvil Fest 2020. De igual forma los mejores cortometrajes y las mejores fotografías serán presentadas también en el mismo evento, formando parte de nuestra programación especial. La idea es dejar un testimonio de este momento en el que debemos llamar a la reflexión como seres humanos.

Para saber cómo participar, ingresa aquí.

Pasar las horas creando en casa: Definitivamente, la cámara integrada a nuestros teléfonos móviles, ha el sido el rey en esta época de coronavirus. Ha permitido que más personas puedan expresarse y comunicarse con el mundo exterior, ya sea para trabajar, impartir una clase, o para generar contenido a modo de entretenerse. Es de este modo que vamos pasando el tiempo en esta época de cuarentena con el fin de aplanar la curva de infecciones que podrían generarse. De igual forma podemos seguir grabando y capturar, en video o en foto, nuestra vuelta al mundo exterior, a las calles. Por ahora, quedarse en casa y emplear el tiempo de manera virtuosa es la mejor manera que tenemos de cuidar nuestra salud y la de nuestro prójimo.


Por: Enrique García, director del Ojo Móvil